German Dental Clinic
German Dental Clinic

Tratamiento de conductos


La endodoncia o tratamiento de conductos es un procedimiento por medio del cual se elimina la pulpa dañada o muerta de un diente y se sella el conducto.

 

La pulpa es la parte interior del diente, que contiene vasos sanguíneos y nervios. Esta situada en la parte central de la raíz y comunica, por los canales radiculares, el diente con el hueso.

 

Puede que usted necesite una endodoncia si aparece dolor ante estímulos fríos y calientes, cuando hay antecedentes de un traumatismo en el diente o después de una restauración. En muchas ocasiones no duele y la lesión cariosa ya ha afectado al nervio de manera irreversible.

En la primera cita se le administrará anestesia y se procederá a realizar la apertura del diente hasta acceder a la pulpa dañada y a los canales radiculares. Se eliminará el tejido pulpar y se limpiaran y ensancharan los conductos con el instrumental adecuado. En esa cita le pondremos una medicación en el interior de los conductos y dejaremos que ésta actúe durante una semana.

 

En la segunda cita se sellará el conducto perfectamente con un material termoplástico (gutapercha) y cemento. De este modo, el diente está preparado para ser restaurado. Los dientes endodonciados pueden restaurarse con empastes o pueden requerir la colocación de una corona, con o sin perno.